Embarazo: ¿Qué Dieta?

Una vez que sepa que está embarazada, consulte a su ginecólogo para controlar la salud de su bebé. Entonces necesita comenzar a vivir un estilo de vida saludable para que su hijo pueda crecer sano.

Cuando te enteras de que estás embarazada, lo primero que debes hacer es comprobar que tu bebé está sano: por eso debes consultar a tu ginecólogo.Él podrá evaluar el historial clínico de su familia y determinar si las pruebas específicas son apropiadas.

Hoy, con dos pruebas genéticas, es posible determinar si todo es normal:

– Cariotipo fetal que proporciona el mapa genético completo del niño.

– Método FISH que controla tres cromosomas, es decir, 13el,decimocuartoely 21el, que son los que se modifican con mayor frecuencia.

Con estas dos pruebas, además del mapa del genoma humano, se determinó el sexo del bebé. La diferencia fundamental entre los dos métodos es la velocidad de respuesta. En el primer caso, puede tardar más de tres semanas, en el segundo caso, por el contrario, 48 horas son suficientes.

Generalmente, estas pruebas se recomiendan a los 16elUna semana de embarazo, y solo para futuras madres muy jóvenes (cuando el riesgo de deformidades relacionadas con la edad es alto) o ciertas condiciones.

Dieta equilibrada

No puedes comer dos durante el embarazo, debes comer dos correctamente. Y, si planea quedar embarazada, es mejor seguir una dieta balanceada tan pronto como esté tratando de concebir.

En principio, tres elementos no deben faltar en la dieta de las futuras mamás12el:

1/ ácido fólico Se encuentra en frutas, verduras, cereales integrales y ciertas carnes y puede prevenir el riesgo de deformidades graves de la columna, como la espina bífida. Se aconseja un suplemento diario de 15 mg de ácido fólico (comprimidos o gotas) durante todo el embarazo, incluso a partir del primer trimestre.

2/ yodo , ricas en pescado marino y sal yodada. La deficiencia de yodo puede alterar el desarrollo de la tiroides y limitar el desarrollo del cerebro.

3/ planchar , que se encuentra principalmente en carnes rojas, algunos pescados, verduras y alimentos ricos en almidón (sin embargo, en este último caso, el yodo es más difícil de absorber para el cuerpo). Las carencias de este mineral pueden provocar una disminución de las defensas del organismo y un mal desarrollo de determinadas zonas del cerebro, sin embargo, esto sólo se manifiesta cuando el niño tiene alrededor de 4 o 5 años.

Controla tu peso

Debes prestar atención a tu peso durante el embarazo para prevenir problemas de circulación sanguínea causados ​​por el exceso de peso, que no solo pueden provocar trastornos físicos, sino también poner en peligro la salud del niño.

No te dejes avasallar por los deseos, no es tu cuerpo el que te pide que llenes algún vacío nutricional, es una señal de debilidad mental. Así que es correcto tolerarlos, pero no exageres, ya que el aumento de peso durante el embarazo no debe exceder los 11-12 kg.

Cuídate lo más posible

Siempre que sea posible, tómate un tiempo del día solo para ti: viendo una película, dando un paseo, yendo al salón de belleza o a la barbería. Te ayudará a sentirte bien y en armonía con tu cuerpo.

Estos pequeños toques son importantes porque te hacen sentir más fuerte cuando eres especialmente vulnerable debido a los cambios hormonales, físicos y psicológicos por los que estás pasando. Un poco de indulgencia todos los días es un «analgésico» para la mente y el cuerpo, ayudando a aceptar y reconocer los cambios diarios.

error: Content is protected !!